ÍTACA, KAVAFIS Y UN CAMBÉU

Cuando acabó’l cursu escolar pasáu la profesora que tuvi los dos años de griegu antiguu desplidióse de nós con un poema. Diónoslu nuna fueya, escritu en castellán y griegu antiguu, con una dedicatoria na que mos deseaba un bon futuru y mos encamentaba deprender lo que dicía’l poema. El testu escoyíu foi VIAXE A ÍTACA de Kavafis, nel que s’espeya una filosofía de vida cola que toi dafechu d’alcuerdu. Hai qu’esfrutar del camín andáu, dir abriendo secha y faciendo’l nuesu camín al andar (como dicía otru poeta); enfotase nun llogru namás que trai deceiciones: por nun lu algamar, por nun ser lo qu’asperabes, por saber a poco… Lo interesante ye’l camín pa contra Ítaca y non Ítaca, porque cuando teas énte ella, de lo qu’adeprendieres nesi viax y tolo que ganares nél van depender los güeyos colos que clises pa ella y los argumentos colos que la vas xulgar.

La educación que tenemos agora allonga muncho d’esto, pero munchos profesores, personalmente, intenten deprendénoslo; facenos ciudadanos críticos, sabedores de la diversidá esistente nel mundu y respetusos pa con ella. Poro, dende equí, siendo sabedor de que lo más posible ye qu’enxamás apuerte esto a la Ítaca desable, quiero agradece-y a esa profesora tolo que mos ufiertó a min a los mios compañeros: esi ciñu pol mundu antiguu, l’arguyu de ser d’Humanidaes, valores non económicos pa valorar les coses; clases entreteníes que suponíen siempre un aliendu d’aire fresco nos díes más afogantes y ver resultaos palpables de que la señaleza tien que ser a comuña, deprendiendo unos d’otros, aidándonos, sofitándonos. Munches gracies por too, siempre tendrás un llugarín acutáu nes corales d’esti pequeñín grupu d’agradecíos alumnos.

Agora ábrese un nuevu ciclu na mio vida. Nuevos amigos, nuevos compañeros, nuevu centru d’estudios… Una etapa que tol mundu diz que marca. Solo aspero nun escaecer la cabera y más importante lleición que mos dio esta gran profesora y nun perder de vista la Ítaca que quiero y qu’aproveche esi camín a ella.

Déxovos equí una humilde torna al asturianu fecha por min del poema, y dos videos (que fixeron que m’emocionare) de la versión cantada d’un gran cantautor catalán, Lluis Llach.

Cuando entames el viax pa contra Ítaca
desea que’l camín seya llargu
enllenu d’aventures, enllenu de conocencies.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al gafientu Poseidón, nun los tarrezas.
Coses tales enxamás vas alcontrar nel camín
si’l pensamientu caltienes altu
si una conmoción especial te toca l’espíritu y el cuerpu.

A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al fieru Poseidón nun vas atopar
si nun los lleves nel maxín
si la miente nun los llevanta énte ti.

Desea que’l camín seya llargu
que seyan munches les mañanes braniegues
en que, con qué prestar, con qué allegría
entres en puertos vistos per vez primera.

Apara en mercaos fenicios
y merca toles mercancíes guapes
nácares y corales, ámbare y ébanu,        
y arumosos perfumes de toa triba
cuanto más pueas arumosos perfumes.

Has dir a munches ciudaes exipcies
depriendi y depriendi de los sabios.

Siempres nel pensamientu ten a Ítaca,
aportar ellí ye’l to destín,
pero nun entaínas el viax nin un plizcu
Meyor que dure una montonera d’años
y arribes yá vieyu a la islla,
ricu con tolo que ganasti pel camín
ensin asperar qu’Ítaca te dea bayura
Ítaca yá te dio un guapu viax
ensin ella nun tendríes salío al camín
Yá nun tien otra cosa que te dar
Y si la topes probe, Ítaca nun te burlló
tan llistu llegasti a ser, con tanta esperiencia
que yá te decatarás de lo que quieren dicir les Ítaques.

Advertisements