Sentir nacional (2)

Apúrrovos un vídeu so Asturies, que pue asmosar más o menos en semeyes lo que quixi dicir, o dixi, nel artículu Sentir Nacional. Espero que vos preste:

Advertisements

Sentir Nacional

Anque n’Asturies hai partíos nacionalistes, partíos rexonalistes y partíos que dicen defender la nación asturiana, ¿hai realmente sentimientu nacionalista n’Asturies? Eso, pa mio idea, depende de lo que se considere sentimientu nacionalista o nacional. Nesti casu podemos atopar, mayoritariamente, dos definiciones de lo que’tis sentimientu nacional:

 

a)      Defender los raigaños, vezos  y costumes d’Asturies ensin metese nos ámbitos políticos; y

b)      Defender los raigaños, vezos y costumes d’Asturies amás de la soberanía del pueblu asturianu y querer qu’ésti esfrute del so drechu al autodetermín que tien, pretendiendo algamar una dixebra política y económica con cualesquier gobiernu.

 

Si coyemos la primer definición, n’Asturies hailu y amás enforma. Hailu’cause son munchos los grupos que prautiquen, defenden y asina vindiquen la nuesa cultura y artes (bandes lasturianu-llingua-oficial-xm.jpgde gaites, grupos de bailles y dances tradiciones, grupos culturales, grupos musicales na nuesa llingua… etc.), hailu’cause entá somos munchos los falantes de la nuesa llingua, que la emplegamos tolos díes, que pretendemos vivir nella llibremente y que-yos la tresmitiremos y adeprenderemos a los nueves xeneraciones;’cause’l númberu de persones que salieron per primer vegada al llamáu de Conceyu Bable, que cuando les sofitaron la Xunta Pola Desfensa de llingua siguió saliendo y que güei sal y salimos tolos años pela cai a galayar pola oficialidá de la llingua ’tain’t nada despreciatible y’cause hai xente abondo que se siente y mos sentimos asturianos y tamos arguyosos d’ello. Y que dicir de los cientos d’asturianos y asturianes que na selmana que vieno darréu del intierru del presidente del Coleutivu Manuel Fernández de Castro presentaron una carta desixendo la so apostatía pola mor de que nun dexaron emplegar la llingua llariega na misa diciendo n’ella que ser católicu nun taba reñío con ser y sentise asturianu.

 

Nel sugundu casu, el sentimientu ta tamién abondo claru n’Asturies. Somos munchos los que dimos un pasu alantre na defensa la nuesa tierra y, sofitándomos na primer idea; creyemos na nación de nueso y defendemos los drechos que-y correspuenden por existir. Ca vegada somos más a los que nun mos tiembla la voz al falar de la nuesa nación, al falar na nuesa llingua, al mentar la nuesa cultura y tradiciones. Yá nun carecemos d’esa terrible y tan espardida vergoña sobro la tierra de nueso y tolo que tien de ver con ella. Amás, ta enforma claru’cause hai partíos políticos nacionalistes, poro métense na política, custionen el sistema políticu d’anguañu y defenden Asturies como pueblu y nación, que quieren la dignidá que se-y arrebató al pueblu al que pertenecen y que yá tan fartos d’arrequexamientu, despreciu ya inorancia.

 

Con esto podría dicise que sía d’ún o seya d’otru, n’Asturies sí hai sentimientu nacionalista, y amás enforma grande. Y ello espéllase na hestoria de nueso en delles ocasiones.

 

Emprimando peles dómines más antigües, los ástures yá teníen concencia nacional. Aldovinaron, nun sé cómo, perónde diben entrar los romanos na so tierra, y se movilizaren TOES y caúna de les tribus pa construyir ellí una muria que-yos torgare’l pasu. La muralla nun foi quien a aparar a los romanos, pero aupó nes sos mentes una idea de llibertá y resistencia escontra l’invasor que fexo que nun se colonizare del too Asturies. Esa mesma muria resistió a los visigodos y a los moros tamién, amosando nuevamente que les xentes que vivíen n’Asturies y Llión considerábense estremaes a otres xentes de la península y xuncíes ente elles na mesma nación.

 

Homes y muyeres como’l Rei Pelayu, la nobleza asturiano (que ’tain’tra otro que los xefes tribales), Gonzalo Peláez, Urraca La Asturiana, l’Obispu Pelayo y otros munchos son l’espeyu de que la nuesa tierra siempres vindicó más o menos la so independencia d’otros territorios, como pueblu diferenciáu. Que la Xunta Xeneral nun s’integrare nes Cortes de Castiella’tis un espeyu de que nós tuvimos dala cierta independencia del Imperiu, como colonia.

 

CAsturies Ocobre 1934-2004ontinuando col 2 de Mayu onde la xente tomó la Xunta Xeneral y obligóla a facese soberana, declarái la guerra al invasor francés y crear un “Exercito de Liberación de Asturies”. Llueu contautó con Inglaterra y nes Cortes de Cádiz tuvo pesu abondu pa construyir un estáu lliberal. Saltando na hestoria alcontrámomos na Revolución d’Ochobre n’Asturies onde se lluchó por una Asturies con tola so identidá, por un socialismu que prauticaben ellos (con tierres comunales, andeches, sestaferies, filandones, con un sen de ver la política como propugnaben Marx y Engels d’asociación llibre [familia-barriu-pueblu-parroquia-conceyu-Xunta Xeneral]…) ya independiente de tou gobiernu que nun fore’l d’ella, proclamándose la República Astur-Lleonesa y guetando, nuevamente, sofitu internacional n’Inglaterra y pidiendo entrar na Sociedá de Naciones.

 

Finó la dictadura y n’Asturies yá hai movimientos autonomistes y de vindicación cultura, algamando una xunión fuerte cola creación de Conceyu Bable; trubiecu del nacionalismu asturianu modernu. Dempués vinieron los partíos nacionalites (qu’anque nun foren a esconsoñar un sentimientu fuerte de dixebra na sociedá, fexo un llabor importante).

 

Aguaño a too esto nun se-y da dengún puxu nin publicidá. Nun se depriende a los mozos, nin nes escueles, nin na cai, nin en nengún llau. Yo camiento que teníemos desconsoñar esi sentimientu mayoritariu de vindicación cultural y a partir d’él da-y un ximielgón y facer qu’espierte’l sentir nacional na política. Tenemos de camudar de la primer definición a la segunda, pasín a pasu pa nun cayer ente los escayos.

 

Porque somos llingua,

somos cultura,

somos pueblu,

SOMOS NACIÓN.

Freedom for Asturies!
 

¡PUXA ASTURIES LLIBRE!